Todo SUMA, todo APORTA

No escribo hace mucho, es fácil tener miles de cosas en la cabeza y tanto querer expresarlas pero al momento de escribir no vienen palabras a la mente ni temas al presente. Cuando más controlado sentimos tener todo, más enredado se encuentra para expresarlo, solo sabemos que todo está claro y ¡ya! no queremos meterle más cabeza ni hurgar, no vaya a ser que algo se desordene.  Nos complace saber que todo tenemos clarificado, o al menos eso parece.

Seguir leyendo “Todo SUMA, todo APORTA”

Anuncios

Sé que eres un ángel porque siempre brillaste. Sé que eres una ángel porque cuidaste de nosotros en todo momento. Sé que eres un ángel porque nos amaste cada instante. Y sé que eres un ángel porque Dios te hizo perfecta, cumpliste tu misión y el cielo era tu meta. Lo lograste Amor.

Te Amo Malucita

Nuestro Date

En estas semanas desde que tuve el encuentro con el peor de mis temores, he tratado de reflexionar, de conocer mis límites y trabajar en mí, en mis debilidades. Cuando tropezamos surgen más problemas para que aprendamos a lidiar con otros y tengo la certeza de que llegan por un bien mejor.

Seguir leyendo “Nuestro Date”

El encuentro

Me lo encontré de frente, nos vimos cara a cara y fijamos nuestras miradas; tarde o temprano esto iba a ocurrir, con el paso de los días sentía como su presencia acechaba pero no me imaginé la premura de su llegada. Creí que tendría tiempo para fortalecerme y armar mi ejército, empecé a preparar la estrategia, a obtener mi artillería y si bien los días se apresuraron no estaba lista pero ya algo más preparada.

Seguir leyendo “El encuentro”

Un soplo sobre el lienzo

En un mundo blanco y negro impuse mi pincel, con betas amarillas tu cabello dibujé.

Cuantos trazos pude los marqué, y con asombro tu sonrisa ví aparecer.

Ese mundo blanco y negro empezó a embellecer pues tan solo con rayones tu rostro llegó a florecer.

Unos ojos grandes vi nacer, un rostro tranquilo esbozo mi pincel.

No hay vida sin rojo por eso lo pinté y de el un corazón vi nacer.

Dí un soplo sobre la pintura y deseé que mi aliento haga latir ese corazón con el ritmo de las partituras.

Tú conmigo, Yo contigo

Siempre he sido cercana a mis mascotas, me gustan mucho los animales y con el tiempo he aprendido a amarlos más, no son solo una compañía en nuestras vidas, no son un adorno más y sin duda no son simples objetos que adquirimos para tenerlos en casa sin brindarles mayor importancia; son un miembro más de nuestra familia y como tales debemos quererlos, respetarlos y darles su lugar. Seguir leyendo “Tú conmigo, Yo contigo”

Lo que te llevas

(Escrito en octubre de 2016)

Cómo avanzar si tan solo el pensarte me bloquea.

Seguir leyendo “Lo que te llevas”

Quererte

El día de ayer mientras dormía pude sentir tu presencia y alegría.

Seguir leyendo “Quererte”

Mucho gusto; fue un honor

Cuando hablamos de muerte o siquiera pensamos en que ella puede llegar por nuestros seres amados, un gran sentimiento de debilidad y tristeza se apodera de nosotros y es porque no sabemos lidiar con la ausencia y no nos permitimos entender que es parte de la vida, parte de lo que Dios ha guardado para nosotros, el hermoso regalo de encontrarnos una vez más y para siempre con los nuestros que antes han partido.

Seguir leyendo “Mucho gusto; fue un honor”

1800 Ya entendí, ¿pero qué hago?

Como fiel creyente de que todo pasa por algo y que si no encontramos la respuesta hoy la encontraremos mañana, me encuentro atravesando una etapa de completa tranquilidad sentimental.

Seguir leyendo “1800 Ya entendí, ¿pero qué hago?”

Debe haber sido amor

Pese a que después del último adiós que anuncié en mi Palomita mensajera (artículo) hubieron un par de encuentros de desesperación, de temor, de no saber cómo seguir; hoy mi mente los ha olvidado y me quedo con ese adiós pronunciado con una mano en alta y una sonrisa a medias.

No hemos vuelto a saber el uno del otro pero hay un hilo invisible conductor que aún une nuestros corazones, este hilo es muy frágil y puede romperse con la simplicidad de un suspiro pero se mantiene porque son muchos años de haber vivido una prolongada, respetuosa y sincera amistad sin ello no existiría este hilo.

Seguir leyendo “Debe haber sido amor”

Cuando la Musa se muda

Después de haber experimentado una caída emocional muy grande en donde abandoné mi tratamiento hormonal por completo, recaí en mis hábitos del cigarrillo, pasaba días trabajando pero sin poder concentrarme del todo, acechada por todos los temores que un ser humano puede albergar, por todas las emociones y sensaciones que generaban una ansiedad interminable, decidí que esta lucha no podría vencerla sola.

Seguir leyendo “Cuando la Musa se muda”

Amor de telenovela

En ciertas relaciones he observado que una de las partes les gusta vivir en una telenovela con el drama como protagonista, tienen las riendas de una situación en sus manos pero deciden enredarse y victimizarse, entiendo que hay ocasiones en que tomar una resolución es más complicado que en otras y ciertamente es por lo que se expone pero se supone que si estás convencido de lo que deseas la expectativa de lo que vas a ganar es mucho más amplia que el temor de lo que vas a arriesgar. 

Seguir leyendo “Amor de telenovela”

¡Tan solo es un check!

El otro día estaba viendo una película con mi familia, “Little Boy” para ser precisa y me llamó mucho la atención la “gran lista” que estaba implicada en el filme, son nada más y nada menos que las famosas bienaventuranzas, tareas divinas que te elevan como cristiano, que te convierten en una mejor persona y que desarrolla tu espiritualidad.

Seguir leyendo “¡Tan solo es un check!”

NO! a la primera vez

¿Cuántas veces después de caer podemos levantarnos? estoy segura que serán infinitas pero cómo cuesta volver a empezar.

Seguir leyendo “NO! a la primera vez”

Esa no soy yo

Es cierto que cuando me propongo algo soy capaz de lograrlo si lo hago con confianza y persistencia…pero realmente hay cosas que aunque tenga una sonrisa pintada en la cara y repita mentalmente frases de motivación por más que lo intente sencillamente no puedo, esa no soy yo.

Seguir leyendo “Esa no soy yo”

Mi palomita mensajera

Bastó con leer dos párrafos para entender que el mensaje tenía dedicatoria y que era necesario dejar de herirnos.

Seguir leyendo “Mi palomita mensajera”

1,2,3 o viceversa

Cuando era pequeña mis padres me enseñaron a ser agradecida, por las bendiciones que venían al hogar, por las alegrías que compartíamos, por los obsequios que me daban, por el alimento diario, agradecimientos por finalizar el día, agradecimientos por todo, por lo mucho que gracias a Dios teníamos. Seguir leyendo “1,2,3 o viceversa”

EL huésped que incomoda

El peso del vació si que es una  carga, es tan inexistente pero a la vez tan presencial, es intangible pero a la vez tan físico y es que los síntomas son molestosos:  el alma se siente hueca, el sonido del silencio se hace escandaloso, el corazón se hace puño y un nudo en la garganta no nos deja tragar – lo juro es físico – y con casi nada se puede calmar.

Seguir leyendo “EL huésped que incomoda”

El daño que puedes causar

A veces me cuesta pensar que las personas con las que compartimos prácticamente a diario sean capaces de emitir algún comentario o juicio que pueda perjudicarnos o dejarnos en compromiso, me cuesta aun más cuando no hemos dado un motivo para que nos usen como conejillos y cuando tampoco existe un vínculo cercano como para jactarse de eso y emplear nuestro nombre como si fuésemos una fuente de información. No cabe en mi cabeza que cuando hay por lo menos un mínimo de respeto este tipo de comentarios tengan intensiones negativas, deseo creer que solo ha sido un vehículo ingenuo para obtener respuestas sin dimensionar el daño que esto podía causar. Seguir leyendo “El daño que puedes causar”

Gabu, mi Ángel de la Guarda

Desde siempre me he sentido identificada con lecturas concernientes a espiritualidad, mi deseo de conocer los matices de mi alma siempre ha sido un punto importante para mí. He indagado el corazón de distintas religiones, en unas me he sentido más identificada que en otras, comparto el sentimiento de búsqueda interior que posee la cultura Budista Tibetana, soy ferviente admiradora de la sabiduría del Dalái lama y aunque esa religión me apasiona porque es tan amplia e interesante soy fiel a los principios y creencias católicas que es la iglesia a la que pertenezco, me llama muchísimo la atención vivirla y comprenderla, no voy a negar me parece un poco complejo entenderla y es que mi religión habla claramente de no emplear la lógica sino simplemente tener fe y esto es suficiente para cualquier católico porque la fe se siente y aunque no tienes garantías de nada simplemente sabes que es cierto y confías plenamente. Eso es lo que siento al pensar en mi ángel de la guarda, no lo he visto pero puedo decir que se ha hecho sentir y que ha hecho su presentación ante mí durante todos estos años.

Seguir leyendo “Gabu, mi Ángel de la Guarda”