Carta a mi mejor amiga

Querida amiga del alma, sabes que no hace falta que ponga aquí tu nombre y apellido, no es necesario, pues estoy convencida que al leerlo sin duda sabrás que eres tu. Sabes que para mi eres esa hermana que apareció en mi existencia hace ya muchos años y que espero que me acompañe en esta vida y – si existen – en muchas otras que espero tener la suerte de vivir.  Seguir leyendo “Carta a mi mejor amiga”

Anuncios

Todo SUMA, todo APORTA

No escribo hace mucho, es fácil tener miles de cosas en la cabeza y tanto querer expresarlas pero al momento de escribir no vienen palabras a la mente ni temas al presente. Cuando más controlado sentimos tener todo, más enredado se encuentra para expresarlo, solo sabemos que todo está claro y ¡ya! no queremos meterle más cabeza ni hurgar, no vaya a ser que algo se desordene.  Nos complace saber que todo tenemos clarificado, o al menos eso parece.

Seguir leyendo “Todo SUMA, todo APORTA”

Sé que eres un ángel porque siempre brillaste. Sé que eres una ángel porque cuidaste de nosotros en todo momento. Sé que eres un ángel porque nos amaste cada instante. Y sé que eres un ángel porque Dios te hizo perfecta, cumpliste tu misión y el cielo era tu meta. Lo lograste Amor.

Te Amo Malucita

Nuestro Date

En estas semanas desde que tuve el encuentro con el peor de mis temores, he tratado de reflexionar, de conocer mis límites y trabajar en mí, en mis debilidades. Cuando tropezamos surgen más problemas para que aprendamos a lidiar con otros y tengo la certeza de que llegan por un bien mejor.

Seguir leyendo “Nuestro Date”

Un soplo sobre el lienzo

En un mundo blanco y negro impuse mi pincel, con betas amarillas tu cabello dibujé.

Cuantos trazos pude los marqué, y con asombro tu sonrisa ví aparecer.

Ese mundo blanco y negro empezó a embellecer pues tan solo con rayones tu rostro llegó a florecer.

Unos ojos grandes vi nacer, un rostro tranquilo esbozo mi pincel.

No hay vida sin rojo por eso lo pinté y de el un corazón vi nacer.

Dí un soplo sobre la pintura y deseé que mi aliento haga latir ese corazón con el ritmo de las partituras.

Quererte

El día de ayer mientras dormía pude sentir tu presencia y alegría.

Seguir leyendo “Quererte”

Mucho gusto; fue un honor

Cuando hablamos de muerte o siquiera pensamos en que ella puede llegar por nuestros seres amados, un gran sentimiento de debilidad y tristeza se apodera de nosotros y es porque no sabemos lidiar con la ausencia y no nos permitimos entender que es parte de la vida, parte de lo que Dios ha guardado para nosotros, el hermoso regalo de encontrarnos una vez más y para siempre con los nuestros que antes han partido.

Seguir leyendo “Mucho gusto; fue un honor”

Mi palomita mensajera

Bastó con leer dos párrafos para entender que el mensaje tenía dedicatoria y que era necesario dejar de herirnos.

Seguir leyendo “Mi palomita mensajera”

Una escalera al cielo

Para Luciana:

Una escalera al cielo quisiera tener para en este día poderte conocer, decirte que te amo aunque no estés. Seguir leyendo “Una escalera al cielo”

Gabu, mi Ángel de la Guarda

Desde siempre me he sentido identificada con lecturas concernientes a espiritualidad, mi deseo de conocer los matices de mi alma siempre ha sido un punto importante para mí. He indagado el corazón de distintas religiones, en unas me he sentido más identificada que en otras, comparto el sentimiento de búsqueda interior que posee la cultura Budista Tibetana, soy ferviente admiradora de la sabiduría del Dalái lama y aunque esa religión me apasiona porque es tan amplia e interesante soy fiel a los principios y creencias católicas que es la iglesia a la que pertenezco, me llama muchísimo la atención vivirla y comprenderla, no voy a negar me parece un poco complejo entenderla y es que mi religión habla claramente de no emplear la lógica sino simplemente tener fe y esto es suficiente para cualquier católico porque la fe se siente y aunque no tienes garantías de nada simplemente sabes que es cierto y confías plenamente. Eso es lo que siento al pensar en mi ángel de la guarda, no lo he visto pero puedo decir que se ha hecho sentir y que ha hecho su presentación ante mí durante todos estos años.

Seguir leyendo “Gabu, mi Ángel de la Guarda”

Una carta al cielo

¿Cuanto tiempo ha pasado? la verdad no tengo idea, me concentré en no llevar la cuenta del número de palabras que no nos hemos dicho, de cuantos días no nos hemos vuelto a ver; calculo que son unos 7 años que en realidad parecen 100. Seguir leyendo “Una carta al cielo”